La noche en Bucarest

Aunque Rumanía siga siendo un país periférico y relativamente pobre, en Bucarest abundan las muestras de riqueza. Los vehículos de lujo surgen por doquier, los jóvenes visten ropas de marca y usan smartphones, y el centro de la ciudad está plagado de bares, restaurantes y nightclubs. Todos de precios similares a los que uno podría encontrar, por ejemplo, en Madrid. Es, en definitiva, mucho más moderna y dinámica de lo que cabía esperar.

Bucarest es un buen lugar para vivir, relativamente. El salario medio sigue siendo bajo y el coste de la vida más alto que en el reto del país, pero para la gente de la clase media-alta o alta, las oportunidades de pasarlo pipa son infinitas. También por el día, pero principalmente por la noche, el centro de la ciudad cobra vida y la gente bulle por sus calles con ansias de consumir. En el mes de Septiembre el clima es fantástico y los negocios plagan de sillas y mesas las calles, mientras que los ciudadanos de Bucarest y los turistas se sientan en dichas terrazas. Gusta mucho mirar y ser mirado, y a la gente joven le encanta exhibirse. No llega, en todo caso, a los niveles de Málaga.

DSC_0363 copia

DSC_0080 copia

DSC_0084 copia

DSC_0324 copia

Proliferaban los locales de streaptease y de masajes, con una muy probable actividad de compraventa sexual en su interior. Por cuestión de principios no entré en ninguno de esos locales, así que no tengo idea de qué hallaría exactamente en su interior. No obstante, los exteriores con carteles luminosos parecían suficientemente directos y obvios, y lo demás quedaba a cargo de la imaginación.

DSC_0333 copia
Las Kinki Girls estaban en una de las calles principales de la zona centro.
DSC_0103 copia
Otros locales pretendían pasar más desapercibidos, anunciando “masajes”.
DSC_0089 copia
Hot Touch Massage, algo así como “Masaje del toque caliente”. Declaración de intenciones en la principal calle de bares en el centro de Bucarest.
DSC_0121 copia
Éste empezaba a ser un poco más obvio, publicitando un tal “Ámame Masaje”.
DSC_0091 copia
En el Bicicleta Nightclub seguramente alguien se subiría a pedalear, quizá la moza que parece bailar en una barra americana en el cartel sobre la puerta.
DSC_0345 copia
Una bruja volando con su escoba.
DSC_0350 copia
En este local debía hacer mucha calor.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies