Una carnicería en Chongqing, al aire libre. Quitando los menores niveles de higiene de esta carnicería respecto a las europeas, no es fácil encontrar otras diferencias: la carne es de vacuno o cerdo

¿Los chinos comen perro? Razones y sinrazones

Los chinos comen perro

Sí, algunos chinos comen perro. Pero este concepto ha pasado a usarse más como una definición despectiva de la idiosincrasia china que como una particularidad minoritaria y, en términos globales, intrascendente. En otros muchos países de Asia o África se come perro de forma minoritaria, e incluso en ciertas zonas de Suiza también se acostumbra. En todo caso, en Corea del Sur se consume casi 7 veces más carne de perro por persona que en China, y en Vietnam casi 19 veces más. El consumo total de carne de perro en China supone sólo un 0,15% del total de carne consumida, y equivale a 0,08 kilogramos al año por habitante. Además, es probable que más del 70% de los chinos que viven en España jamás hayan visto comer perro, pues provienen de una región donde no se consume tradicionalmente. Hoy en día muchos chinos son activistas contra el maltrato a los animales, y el consumo de carne de perro está cada día peor visto en su país.

Pero, por si lo anterior no fuera suficiente para hacernos repensar lo injusto que es atacar a los chinos por ser “comedores de perro”, en España tenemos por qué callar en lo que se refiere a matar animales, en tanto que consumimos casi el doble de carne por habitante que los chinos y nuestra gastronomía es vista como salvaje o asquerosa por más de un 44,21% de la población mundial -comemos cerdos, vacas, caballos, caracoles, gambas…-. A fin de cuentas, el definir qué animales se pueden comer y cuáles no, es un tema cultural, pero nunca puede ser un argumento para defender la superioridad étnica o ética de unos frente a otros.

Una carnicería en Chongqing, al aire libre. Quitando los menores niveles de higiene de esta carnicería respecto a las europeas, no es fácil encontrar otras diferencias: la carne es de vacuno o cerdo
Una carnicería en Chongqing, al aire libre. Quitando los menores niveles de higiene de esta carnicería respecto a las europeas, no es fácil encontrar otras diferencias: la carne es de vacuno o cerdo
Introducción

Después de vivir dos años en China y nunca comer carne de perro, ni haberla visto en ningún restaurante pese a mis muchos viajes dentro del país, no le daba mayor importancia a este rumor. Sin embargo, al regresar a España y preguntarle a mis amigos chinos qué rumores sobre su comunidad les daban más rabia, casi todos ellos coincidían sobre la injusticia del rumor de que los chinos comen perros y gatos. “Es algo minoritario”, me decían, “yo jamás he comido ni perro ni gato, ni quiero comerlo”, continuaban. Se notaba que este rumor, en concreto, les enfadaba especialmente porque connotaba un sentimiento de asco y repulsa hacia la cultura china, considerándola mediante esta visión gastronómica etnocéntrica como inferior a la cultura occidental, la cual, por supuesto, no come ni perros ni gatos, ni comete abusos destacados contra la vida inteligente. Comprobaremos que ninguna de estas afirmaciones son del todo ciertas.

Antes de empezar admitiré que sí, que en China se consume carne de perro, y de gato, pero que son hechos minoritarios y, prácticamente, insignificantes. Al ser el consumo de carne de gato mucho menor que el de perro, me centraré en este artículo en la costumbre gastronómica de ingerir carne de can. En todo caso, las conclusiones que saldrán sobre ésta serían fácilmente aplicables a la otra.

¿Solo se come perro en China?

No. En varias zonas del mundo el comer carne de perro es una práctica aceptable culturalmente, aunque estas costumbres suelen darse en regiones muy concretas y/o de forma generalmente minoritaria. Así, el consumo de carne de perro se da en ciertas zonas de Japón, Camboya, Laos, Taiwan, Indonesia, Myanmar, Rusia, Nigeria[1], India, Tailandia, Angola o Camerún[2], aunque donde principalmente se practica, también de forma minoritaria, es en China, Filipinas, Vietnam, Corea del Norte y Corea del Sur [3]. Curiosamente, en Suiza se estima que un 3% de la población come perro y gato[4], mientras que en Francia se consumía carne de perro de forma pública hasta principios del siglo XX[5].

Grande_Boucherie_Canine_a_Paris
Fotografía de carnicería de perros en Francia

En China, es concretamente en la región sureña de Guangzhou donde más se consume carne de perro. En menor medida, se consume también en otras dos regiones vecinas de ésta, Guangxi y Yunnan, y en otras regiones norteñas cercanas a Corea del Norte: Heilongjiang, Jilin y Liaoning[6].

El 70% de los chinos que hay en España provienen de una pequeña comarca llamada Qingtian[7], al sur de la provincia de Zhejiang, que no es una de las provincias donde el consumo de carne de perro es especialmente habitual. Por tanto, si acusas a uno de los chinos que hay en España de comer perro, seguramente estarás acusándolo injustamente: es muy probable que nunca lo haya probado y que no tenga interés en hacerlo.

¿Cuánta carne de perro se consume realmente en China?

En primer lugar, hablaré del “Festival de la carne de Perro de Yulin”[8], al sur de la región de Guangxi, muy cerca de Vietnam. Sucede cada año por el solsticio de verano, y en él se matan alrededor de 10.000 perros[9] para aprovechar su carne, que es comida por turistas y locales. En realidad, al no haber datos oficiales al respecto, son las ONG de protección de los animales las que proporcionan las cifras estimadas. Este festival, famoso gracias a la publicidad que se le ha dado en los medios occidentales por la crueldad con la que se trata a los perros antes y durante su muerte, supone el máximo exponente del consumo de carne de perro en China.

Huoguo, plato típico de la región de Sichuan, lleva varios tipos de carne, pero nunca de perro
Huoguo, plato típico de la región de Sichuan, lleva varios tipos de carne, pero nunca de perro

Al adquirir este festival concreto tanta notoriedad, podría caerse en generalizar la parte por el todo y pensar que festivales como este se suceden de forma cotidiana en toda China. Nada más lejos de la realidad. Sin embargo, aunque la cifra de 10.000 perros sacrificados en un día es sorprendentemente elevada, palidece ante los aproximadamente 1,8 millones de cerdos que son sacrificados en China diariamente[10] [11].

Al no existir estadísticas oficiales sobre el consumo de carne de perro, hemos de fiarnos de los datos aportados por ONG’s en defensa de los animales -cuya objetividad habría que poner en duda en un primer momento-. Según éstas, en China se sacrifican entre 6 y 8 millones de perros cada año [12], mientras que hay quien habla de fuentes que calculan 10 millones de perros sacrificados al año para aprovechar su carne y su piel[13]. Esto contrasta con los 660 millones de cerdos que son matados cada año en China[14], lo que supone el 55% de todos los cerdos sacrificados en el mundo.

Así, si haciendo una media calculamos que se sacrifican 8 millones de perros en China cada año, y que estos perros puedan pesar de media unos 15 kilos[15], tendríamos un consumo aproximado de 120.000 Tm de carne de perro al año. Esto supondría un 0,15% de los 75,8 millones de Tm totales de carne que se consumen en China anualmente -datos 2011[16]-. Los hábitos de consumo de carne de los chinos están formados por un 65% de consumo de carne porcina, un 8% de carne de vacuno y cordero, un 22% de carne de aves y un 5% de otros tipos de carne[17]. Dentro de ese 5%, estaría el 0,15% de carne de perro, entre otros tipos: de camello, caballo, asno, roedores, rana, conejo, todo tipo de insectos, etc.

En algunos lugares, también de manera minoritaria, los chinos comen ciertos tipos de insectos. En la imagen, unas abejas se aglutinan sobre un pedazo de carne de vacuno colgada en una carnicería callejera. No creo que nadie se comiera las abejas
En algunos lugares, también de manera minoritaria, los chinos comen ciertos tipos de insectos. En la imagen, unas abejas se aglutinan sobre un pedazo de carne de vacuno colgada en una carnicería callejera. No creo que nadie se comiera las abejas

Ponderando, podríamos decir que es en Corea del Sur y Vietnam donde quizá más común sea la ingesta de carne de perro. En Corea del Sur, con su población de 50,3 millones de habitantes, se crían aproximadamente 2 millones de perros en granjas[18], los cuales pertenecen a una raza originaria de Corea, llamada “nureongi”[19] y apreciada por su carne. Si comparamos los datos de perros sacrificados en Corea del Sur y China teniendo en consideración la población de ambos países, observamos que el consumo de carne de perro por persona en Corea del Sur es casi 7 veces superior al de China[20]. El caso de Vietnam es aún más paradigmático, ya que con un consumo estimado de 5 millones de perros anuales[21] y una población de 45,4 millones, el consumo de carne de perro por vietnamita es casi 19 veces superior al de China.

Visto así, los chinos no son los mayores consumidores de carne de perro y, si tuviéramos que acusar a alguien de este uso gastronómico -que no tenemos por qué-, deberíamos acusar a los surcoreanos o a los vietnamitas antes que a los chinos. Esto explica en cierto modo por qué las zonas de China donde más carne de perro se consume son las adyacentes a la península coreana y a Vietnam.

¿Qué ocurre hoy en día?

Aparentemente, el consumo de carne de perro está bajando en China durante los últimos años[22]. Parece que la globalización ha trasladado a China muchos de los hábitos de comportamiento occidentales, que han terminado modificando los hábitos de consumo y, al mismo tiempo, provocado que el consumo de carne de perro sea cada vez menos común[23]. La modernización, la concienciación de los medios de comunicación y la actitud de las nuevas generaciones también han influido en este cambio de actitud.

Otro resultado de esta occidentalización de la sociedad china, y del aumento del poder adquisitivo, sería el aumento de un 800% entre los años 2000 y 2012[24] de la cantidad de perros que se tienen como mascota en China. El tener mascota se ha convertido en una moda que suma unos 33 millones de perros como mascotas a lo largo del país -otras fuentes hablan de hasta 300 millones[25]-, y que mueve un negocio en rápido crecimiento que podría rondar los 15.000 millones de RMB al año -unos 2.250 millones de euros, al cambio del 17 de Abril de 2015-, superando así el potencial económico que ofrece la venta de carne de perro[26], y posibilitando un cambio de costumbres en lo que al tratamiento a los perros se refiere.

Durante los últimos años miles de chinos han luchado por defender los derechos de los perros, llegando incluso a conseguir que se prohibieran otros festivales dedicados al consumo de la carne de perro[27]. En la actualidad, el activismo por parte de colectivos de chinos en defensa de los derechos de los animales es notorio y creciente, siendo más importante que el de los propios occidentales[28], encontrando gran propagación a través de Internet[29] y siendo apoyado por personalidades famosas[30]. Así, cada día que pasa es y será más injusto e hiriente el rumor de que los chinos comen perro como una generalidad.

Otra carnicería callejera en China. Aunque pueda parecer grotesca, los pedazos de carne que en ella se exhiben son idénticos a los de cualquier carnicería española
Otra carnicería callejera en China. Aunque pueda parecer grotesca, los pedazos de carne que en ella se exhiben son idénticos a los de cualquier carnicería española

Pese a todo, el criar y matar perros no ha dejado de ser un negocio en auge debido a la demanda de complementos de piel barata en Europa y Estados Unidos, lo cual hace que el negocio sea más rentable[31]. Según esto, en occidente seríamos cómplices de la explotación de perros en China, que terminan siendo sacrificados para aprovechar su carne y su piel. Si la piel no fuera rentable, el precio de la carne de perro subiría aún más. Es necesario mencionar que la carne de perro es comparativamente cara en China, y ha doblado su precio desde 2011, costando actualmente unos $6 USD[32] el kilo, llegando incluso a $8 USD durante el Festival de Yulin a causa de la presión de los activistas defensores de los animales[33]. La carne de pollo cuesta unos $2,25 USD el kilo[34], mientras que la de ternera cuesta unos $9,6 USD el kilo[35].

Comparando el consumo de carne entre españoles y chinos.

El primer dato a destacar es el consumo anual por persona. El consumo medio de carne de un español es de unos 93,1 kilos de carne al año, mientras que el de un chino es de 56,6 kilos. Hasta 2007, antes del estallido de la crisis, el consumo de carne por español era de 109,4 kilos al año, mientras que el de los chinos eran de 51,4 kilos al año. Por tanto, en lo que se refiere a actitudes contrarias a la vida animal, los españoles somos casi el doble de culpables que los chinos -datos de FAO para 2011[36]-. Esas 120.000 toneladas (Tm) anuales de carne de perro, entre los 1.372,7 millones de chinos[37], suponen una media por persona de 0,08 kilogramos de carne de perro al año.

estadisticas fao
Datos de consumo de carne por persona y año de la FAO

Las estadísticas del INE dictaminan que en España, en 2012, se sacrificaron 69.446 caballos, justo antes de que saltara a la palestra el escándalo de la carne de caballo que terminó afectando a toda Europa y significó la retirada de productos en múltiples países[38] -en 2013 se sacrificaron 49.841 caballos-. En términos de cantidad de carne, los 69.446 caballos sacrificados en España en 2012 significaron la producción de 15.014 Tm de carne de caballo[39]. Si descontamos las 4.800 Tm que se exportaron en 2012[40], obtenemos que unas 10.214 Tm fueron consumidas en el país, lo que significa que el 0,23%[41] de la carne consumida en España es de caballo, superior al 0,15% que supone la carne de perro en China.

estadisticas
Estadísticas de carne de equino: animales sacrificados y peso por animal. Datos del INE

Si en China tuvieran el mismo ratio de producción de carne de caballo por habitante que se tiene en España, estaríamos hablando de que en China producirían el triple de carne de caballo –435.890 Tm- que de carne de perro, cifrado anteriormente en aproximadamente 120.000 Tm al año.

Si tenemos en cuenta la población de España y la de China, si en China sacrificaran caballos en cantidades proporcionales a las nuestras, cada año se sacrificarían 2 millones de caballos según los datos de 2012. Pero estos datos se quedan en una mera anécdota cuando hablamos del consumo español de carne de conejo. En España matamos cada año, según los datos oficiales del INE, alrededor de 53 millones de conejos, con un peso aproximado de 63.600 Tm de carne. Si en China tuvieran el mismo ratio de consumo de carne de conejo por habitante que se tiene en España, estaríamos hablando de que en China sacrificarían 1.564 millones de conejos al año si consumieran como los españoles, y consumirían 1,87 millones de toneladas de carne de conejo anuales.

El dilema del relativismo cultural

No cabe duda del tratamiento tan brutal y miserable que reciben los perros en las granjas, durante el transporte y cuando son sacrificados[42]: algo totalmente condenable. Pero es igualmente desagradable ver cómo cualquier otro animal, sean cerdos, corderos, gallinas o vacas, pasan por ese mismo proceso hasta ser sacrificados. Realmente no es factible establecer diferentes cotas de sufrimiento entre especies de animales inteligentes, y sería hipócrita pretender prohibir el sufrimiento de los perros mientras se defiende el sufrimiento de los demás.

Por otro lado, hay que mencionar que los perros cuya carne se consume no son perros callejeros ni perros que anteriormente fuesen mascotas de nadie. Existen, por supuesto, excepciones puntuales de mafias o de personas con pocos escrúpulos que roban perros en las calles con intención de venderlos, pero estas acciones son ilegales y perseguidas por las autoridades, que cuando tienen conocimiento de los hechos detienen a estas personas y cierran sus negocios[43]. Es necesario tener presente que, aunque estas noticias sean muy impactantes y noticiables, no significan la norma de lo que ocurre en la realidad. En España tampoco nos libramos de las polémicas por engaños respecto a la procedencia de nuestros productos cárnicos, como ya reflejé en la polémica de la carne de caballo en 2013.

Al igual que ocurre con los cerdos o las vacas, los perros se crían mayoritariamente en granjas y pertenecen mayoritariamente a una serie de razas, como la ya citada raza originaria de Corea, específicas para crianza en granjas pero no empleadas como mascotas. La alimentación de estos perros no dista en demasía de aquella que puedan tener los cerdos. Siendo así, la organización productiva de los criadores de perros no se diferencia de aquella de los criadores de cerdos o de caballos, así como tampoco se diferencian especialmente las condiciones en las que un cerdo o un perro se dirigen al matadero[44].

Asi-trafican-con-la-carne-de-p_54381228874_53699622600_601_341
En la imagen se aprecia que todos los perros pertenecen a la misma raza, la originaria de Corea. Imagen publicada en La Vanguardia (2013/09/09).

La pregunta aquí sería si los conejos o los caballos tienen menos derecho a vivir que los perros. Los conejos son considerados como animales de compañía por mucha gente. Con los caballos ocurre más de lo mismo, y para muchos en nuestra cultura occidental comer caballo es considerado como tabú[45], un plato de mal gusto. Desde luego, a ningún español le gustaría salir al extranjero y que todo el mundo nos acusara de comer carne de caballo o de conejo, como si eso fuese un asqueroso delito propio de una raza inferior.

encuesta
Datos de la encuesta del Huffington Post. El 22,12% de las personas que había votado hasta la fecha opinaban que comer carne de caballo estaba mal, ya fuera porque no es necesario comer carne (7,53%) o porque los caballos no se comen (14,59%)

Al fin y al cabo, de llevarnos las manos a la cabeza, deberíamos hacerlo por los más de 1.200 millones de cerdos que mueren en el mundo cada año, más que por los perros. Para empezar, porque los cerdos son más inteligentes que los perros y los gatos según la información de que se dispone hasta la fecha[46] [47], y son igualmente animales afectivos y sociales, hasta el punto de que mucha gente los tiene como mascota[48]. Para continuar, porque tanto los perros[49] como los cerdos, o como las gallinas, son animales omnívoros, si es que acaso uno pudiese llegar creerse la absurda excusa de que los animales que no comen carne están destinados a servirnos de alimento a los humanos.

Entiendo que se defienda la vida de los perros, pero no que se la defienda por encima de la del resto de animales. Así, me parecen una desfachatez argumentos del tipo “los animales herbívoros están destinados a ser suministrados a los seres humanos”[50], o “comer estos animales [perros y gatos] comparado con los cerdos para comida, o los corderos, son dos cosas distintas. Su valor no es el mismo”[51], o “los humanos históricamente nunca han criado animales carnívoros como ganado”[52]. Lógicamente es mucho más rentable mantener ganado herbívoro que carnívoro, y la mayoría de especies carnívoras son difícilmente (si no imposible) domesticables. La finalidad que le hemos dado socialmente a unos animales y a otros no deja de ser una construcción cultural, una mera división arbitraria según la cual el conejo se come y el gato no, aunque una vez despellejados sean tan parecidos que sea fácil dar “gato por liebre”.

Esta china con la que me crucé en Guilin, zona considerada como de especial consumo de carne de perro, paseaba con su mascota: un conejito.
Esta china con la que me crucé en Guilin, zona considerada como de especial consumo de carne de perro, paseaba con su mascota: un conejito.

No podemos perder de vista que no existe una aceptación universal sobre qué carnes son vistas como comestibles y cuáles no. Así, para el 23,4% de la población mundial, los aproximadamente 1.700 millones de musulmanes[53], comer carne de cerdo es tan impensable como para nosotros comer la de perro. En la India, donde viven 1.291 millones de personas, es tabú comer carne de vacuno. En muchos países anglosajones -EE.UU., Reino Unido, Australia-, resulta macabro comer carne de caballo. Si simplemente sumamos estos tres grandes grupos -dejando fuera a quien pueda darle asco comer gambas, caracoles, carne cruda como el jamón, criadillas, rabo de toro, etc.-, podemos aseverar que nuestros hábitos alimenticios pueden ser vistos como salvajes o desagradables por, al menos, un 44,21%[54] de la población mundial.

En la región de Xinjiang se come principalmente vacuno y cordero, pero también un porcentaje menor de carne de camello. Un gran porcentaje de la población es musulmana y no come cerdo
En la región de Xinjiang se come principalmente vacuno y cordero, pero también un porcentaje menor de carne de camello. Un gran porcentaje de la población es musulmana y no come cerdo

Una anécdota curiosa que demuestra la prepotencia occidental a la hora de juzgar a las demás culturas la podemos encontrar en Corea del Sur. Un diplomático surcoreano se reunía en Londres con un periodista y le rogaba que nunca escribiese historias respecto al consumo de carne de perro en su país, porque aunque a él mismo no le agradase la industria alrededor de la carne de perro, sentía que había un desproporcionado nivel de atención mediática internacional en torno al asunto. De este modo, según el diplomático, “se estaba convirtiendo una compleja diferencia cultural en un crudo estereotipo racial”[55].

El que juzguemos como asqueroso el que algunos chinos gusten de comer carne de perro no se puede explicar mediante la frase de que “el perro es el mejor amigo del hombre”, ya que no existe una sobrenatural y especial relación entre perros y humanos. La explicación encuentra sus raíces en elementos culturales que chocan entre la mentalidad occidental y la de otras regiones del mundo. Los animales que metemos en la categoría de “animales de compañía” es algo totalmente subjetivo. En otros países no tienen la misma tradición de tener animales de compañía, ni la posibilidad económica de permitírselo, siendo muchas las personas que consideran obsceno el desmesurado gasto en mascotas cuando tantos millones de personas pasan hambre y viven en la pobreza.

Este hombre cuidaba sus animales antes de llevarlos a la venta. A mí me parecían tan entrañables como cualquier perro
Este hombre cuidaba sus animales antes de llevarlos a la venta. A mí me parecían tan entrañables como cualquier perro
La vida de un perro no vale más que la de un cerdo solo porque nos parezcan más guapos

Sí, es cierto que algunos chinos comen perros. Sí, es cierto que algunos españoles comen caballos. Pero en ningún caso se puede generalizar y, en todo caso, me parece igual de condenable -ya sea poco, ya sea mucho- matar a un perro que a un caballo; o a un cerdo o cualquier otro animal. Si personalmente eres capaz de empatizar con la muerte de un perro, deberías ser capaz de empatizar con al muerte de cualquier otro ser vivo, al menos, de similar inteligencia. No debe denigrarse a la comunidad china porque algunos de sus miembros consuman carne de perro, empleando este argumento como forma de insulto cultural fruto del desconocimiento del Otro, o como punta de lanza del odio hacia el extranjero. Si después de leer esto sigues insultando a los chinos por comer carne de perro, estarás enarbolando la bandera de la hipocresía cultural, la de aquellos que se creen con la capacidad infundada de decidir quién es justo que muera y quién no. Yo, desde luego, no soy capaz de juzgar quién merece más la muerte.

REFERENCIAS

[1] Murray, S. (2007). Dog’s dinner s prove popular in Nigeria. 16/04/2015, en BBC News Website, Abuja, Nigeria. URL: http://news.bbc.co.uk/2/hi/africa/6419041.stm

[2] Artículo de la Organización “Granas y Mataderos”. Consultada en 17/04/2015. URL: http://www.granjasymataderos.org/carne-perros.php

[3] Informe sobre consumo de perro en el mundo. URL: http://www.animalpeoplenews.org/03/9/dogs.catseatenAsia903.html

[4] BBC (2014). Stop eating cats and dogs say animal rights campaigners in Switzerland. 17/04/2015, en BBC. URL: http://www.bbc.co.uk/newsbeat/article/30205410/stop-eating-cats-and-dogs-say-animal-rights-campaigners-in-switzerland

[5] Informe sobre consumo de carne de perro en Francia. URL: http://wolf.ok.ac.kr/~annyg/english/e6.htm

[6] Mencionado en “Granjas y Mataderos”. URL: http://www.granjasymataderos.org/carne-perros.php

[7] Análisis sobre la inmigración china en España elaborado por la Fundación CIDOB (Barcelona Centre for International Affairs. Sáiz, A. (2005). Revista CIDOB d’Afers Internacionals, núm. 68, p. 151-163. URL: www.cidob.org/es/content/download/2396/20904/file/68saiz.pdf

[8] Video reportaje en Vice. URL: http://www.vice.com/es/video/el-festival-de-la-carne-de-perro-de-yulin-628

[9] Xiao, L. (2014). To eat, or not to eat dog. 16/04/2015, en China Daily. URL: http://www.chinadaily.com.cn/opinion/2014-06/13/content_17584175.htm

[10] Sudworth habla de 1,7 millones de cerdos sacrificados al día. Sudworth, J. (2014). Chinese dog meat dilema: to eat or not to eat? 16/04/2015, en BBC. URL: http://www.bbc.com/news/blogs-china-blog-27952543

[11] Según la investigación de Mindi Schneider (referencia 14), la producción de cerdos en China es de 660 millones de cerdos al año, por lo que la media sería 1,8 millones al día.

[12] Informe sobre consumo de perro en el mundo. URL: http://www.animalpeoplenews.org/03/9/dogs.catseatenAsia903.html

[13] Investigación de “Sin Voz”, de Igualdad Animal (2013). URL: http://www.sinvoz.org/comercio-de-carne-de-perro/

[14] Schneider, M. (2011). Feeding China’s Pigs. Institute for Agriculture and Trade Policy. URL: https://www.academia.edu/594893/Feeding_Chinas_Pigs_Implications_for_the_Environment_Chinas_Smallholder_Farmers_and_Food_Security

[15] Teniendo en cuenta que muchos de los perros sacrificados siendo cachorros o con menos de un año, cuando su tamaño y ternura son óptimos, como se puede comprobar en los siguientes links: Terroir (2011). Puppy roasted alive over open fire by chinese women. 16/04/2015, en China Smack. URL: http://www.chinasmack.com/2011/pictures/puppy-roasted-alive-over-open-fire-by-chinese-women.html y Young, C. (2014). Canine controversy: Chinese festival serves up dog meat. 15/04/2015, en CNN. URL: http://edition.cnn.com/2014/06/22/world/asia/china-yulin-dog-meat-festival/

[16] Población de China en 2011: 1.339,7 millones -Según Zaichina (2011). 1.339.724.852 chinos. 18/04/2015, en Zaichina. URL: http://www.zaichina.net/2011/04/28/1-339-724-852-chinos/-. Consumo de carne por persona en China en 2011: 56,6 Kg. -Según FAO www.faostat.fao.org -.

[17] La Gazeta (2013). Los chinos aumentan el consumo de carne roja. 18/04/2015, en La Gaceta. URL: http://www.lagaceta.com.ar/nota/559021/economia/chinos-aumentaron-consumo-carne-roja.html

[18] Winter, M. (2015). Dogs saved from Korean dog-meat farm arrive in Calif. 18/04/2015, en USA Today. URL: http://www.usatoday.com/story/news/2015/03/20/korea-dog-meat-farm-rescue-california/25110277/

[19] Wikipedia, sobre la raza de perro “Nureongi”. URL: http://es.wikipedia.org/wiki/Nureongi

[20] Población Corea del Sur: 50,3 millones; población de China: 1.372,7 millones -datos a 18 de Abril de 2015 obtenidos en www.countrymeters.info-. Perros sacrificados en Corea del Sur: 2; en China: 8. El consumo por persona sería 6,8 veces superior en Corea del Sur.

[21] Hodal, K. (2013). How eat dog became big business in Vietnam. 19/04/2015, en The Guardian. URL: http://www.theguardian.com/world/2013/sep/27/eating-dog-vietnam-thailand-kate-hodal

[22] He, H. (2014). Dog-eating festival loses its bite as animal rights activists step in. 17/04/2015, en South China Morning Post. URL: http://www.scmp.com/news/china/article/1537990/yulin-festival-dog-meat-sales-down-activists-take-fight-tradition

[23] PR Newswire citando el libro de Tom Doctoroff. 18/04/2015, en PR Newswire. URL: http://www.prnewswire.co.uk/news-releases/los-chinos-comen-perrosrealidad-o-ficcion-153496355.html

[24] Pet Fair Professional (2015). Facts & Figures. 18/04/2015, en Pet Fair Asia. URL: http://www.petfairasia.com/en/exhibition-info/facts/

[25] Artículo de la Organización “Granjas y Mataderos”. Consultada en 17/04/2015. URL: http://www.granjasymataderos.org/carne-perros.php

[26] Animal Asia (2012). Friends… or food? Why dogs and cats deserve better. 19/04/2015, en Animal Asia. Pag 9. URL: https://www.animalsasia.org/cn/assets/pdf/2%20Why%20Dogs%20and%20Cats%20Deserve%20Better_Jan12_small.pdf

[27] EFE (2011). China prohíbe un festival en el que se comía perro por protestas en internet. 19/04/2015, en Diario Sur. URL: http://www.diariosur.es/agencias/20110921/gente/china-prohibe-festival-comia-perro_201109211459.html

[28] Huang, C. (2014). More Chinese than Westeners howls against annual dog meat festival. 29/04/2015, en South China Morning Post. URL: http://www.scmp.com/comment/insight-opinion/article/1542532/more-chinese-westerners-howl-against-annual-dog-meat

[29] Global Voices (2014). Festival de carne de perro en China – ¿Crueldad o cultura? 17/04/2015, en Global Voices. URL: http://es.globalvoicesonline.org/2014/06/15/festival-de-la-carne-de-perro-en-china-crueldad-o-cultura/

[30] Fauna (2014). Chinese actress Yang Mi protests Yulin Dog Meat Festival. 18/04/2015, en China Smack. URL: http://www.chinasmack.com/2014/stories/chinese-actress-yang-mi-protests-yulin-dog-meat-festival.html

[31] Artículos escritos en las webs de “Animal People News” (2006). Chinese “Year of the Dog” begins with good omens. 18/04/2015, en Animal People News. URL: http://www.animalpeoplenews.org/06/03/editorial03.06.htm y “Last Chance for Animals”. URL: http://www.lcanimal.org/index.php/campaigns/fur/chinas-cat-a-dog-fur-trade

[32] Young, C. (2014). Canine controversy: Chinese festival serves up dog meat. 17/04/2015, en CNN. URL: http://edition.cnn.com/2014/06/22/world/asia/china-yulin-dog-meat-festival/

[33] Ma, J. y Chin, J. (2014). Dog meat prices skyrocket after activists hound festival in China. 18/04/2015, en The Wall Street Journal. URL: http://blogs.wsj.com/chinarealtime/2014/06/26/dog-meat-prices-skyrocket-after-protesters-hound-festival-in-china/

[34] The Poultry Site (2013). Chinese chicken price down in August. 18/04/2015, en The Poultry Site News Desk. URL: http://www.thepoultrysite.com/poultrynews/30086/chinese-chicken-price-down-in-august/

[35] US Meat Export Federation (2013). China‘s beef prices still soaring. 17/04/2015, en USMEF. URL: https://www.usmef.org/chinas-beef-prices-still-soaring/

[36] Datos encontrados en el buscador de la web de FAOSTAT. URL: http://faostat.fao.org/site/610/DesktopDefault.aspx?PageID=610#ancor

[37] De la web Countrymeters. 18/04/2015. URL: http://countrymeters.info/es/China

[38] 20 Minutos (2013). Las clave del escándalo de la carne de caballo: qué productos contiene y cómo es el etiquetado. 17/04/2015, en 20 Minutos. URL: http://www.20minutos.es/noticia/1736928/0/claves-hallazgo/carne-caballos/productos-europa/

[39] Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (2014). El sector cárnico. 16/04/2015, en ANICE. URL: http://www.anice.es/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=9776&te=7&idage=11909

[40] Equipo de Investigación de La Sexta (2013). ¿Dónde van las 16.000 toneladas de carne de caballo que producimos al año? 17/04/2015, en La Sexta. URL: http://www.lasexta.com/programas/equipo-investigacion/noticias/donde-van-16000-toneladas-carne-caballo-que-producimos-ano_2013041900267.html

[41] 15.014 Tm producidas menos 4.800 Tm exportadas: 10.214 Tm consumidas en España. Consumo medio anual de carne por español en 2011: 93,1 Kg. Población española actual 46,5 millones de personas. Consumo total aproximado de carne en España: 4.329.150 Tm anuales.

[42] Investigación de “Sin Voz”, de Igualdad Animal (2013). URL: http://www.sinvoz.org/video/segunda-investigacion-2013/

[43] “Sin Voz” (2013). Treinta y tres comercios de perros y gatos y un matadero de perros en China son cerrados tras la investigación de Igualdad Animal. 16/04/2015, en Sin Voz. URL: http://www.sinvoz.org/blog/treinta-y-tres-comercios-de-perros-y-gatos-y-un-matadero-de-perros-en-china-son-cerrados-tras-la-investigacion-de-igualdad-animal/

[44] Artículo de la Organización “Granas y Mataderos”. 17/04/2015. URL: http://www.granjasymataderos.org/transporte-animales-matadero.php

[45] Según una encuesta del Huffington Post, consultada el 18/04/2015, el 22,12% de las personas que había votado hasta la fecha opinaban que comer carne de caballo estaba mal, ya fuera porque no es necesario comer carne (7,53%) o porque los caballos no se comen (14,59%). URL: http://www.huffingtonpost.es/2013/02/24/espana-carne-caballo-escandalo_n_2733613.html

[46] Observatorio Justicia y Defensa Animal (2013). Los cerdos, seres inteligentes y sensibles. 17/04/2015, en Viva le Bio. URL: http://www.vivalebio.com/es/4patas/636-los-cerdos-seres-inteligentes-y-sensibles.html

[47] Documental de National Geographic. Se puede ver una parte del mismo titulado “La inteligencia de los cerdos” en www.youtube.com

[48] Hermosilla, C. (2011). La impresionante inteligencia del cerdo. 18/04/2015, en Veo Verde. URL: https://www.veoverde.com/2011/12/la-impresionante-inteligencia-del-cerdo/

[49] El País (2013). Los perros vienen del lobo que comía hidratos de carbono de la basura. 18/04/2015, en El País. URL: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/24/actualidad/1359031341_882329.html

[50] Young, C. (2014). Controversia canina: un festival chino ofrece carne de perro como comida. 17/04/2015, en CNN México. URL: http://mexico.cnn.com/planetacnn/2014/06/23/controversia-canina-un-festival-chino-ofrece-carne-de-perro-como-comida

[51] Ibíd.

[52] Animal Asia (2012). Friends… or food? Why dogs and cats deserve better. 19/04/2015, en Animal Asia. Pag 9. URL: https://www.animalsasia.org/cn/assets/pdf/2%20Why%20Dogs%20and%20Cats%20Deserve%20Better_Jan12_small.pdf

[53] Si tenemos en cuenta su rápido crecimiento y que en 2010 eran aproximadamente 1.600 millones. ABC (2011). El número de musulmanes crece el doble que el del resto de población mundial. 18/04/2015, en ABC. URL: http://www.abc.es/20110127/internacional/abcm-musulmanes-crecen-doble-resto-201101271150.html

[54] Calculando que en el mundo hay unos 7.287 millones de personas -según la web countrymeters-, 1.700 millones de musulmanes, 1.291 millones de indios, 324 millones de estadounidenses, 64,7 millones de británicos y 23,5 millones de australianos. Están descontados los aproximadamente 175 millones de musulmanes de India, 4,5 millones de USA, 1,6 millones de Reino Unido y 0,3 millones de Australia -según wikipedia-, para evitar contabilizarlos dos veces. Total: 3.221,8 millones de habitantes estimados.

[55] Sudworth, J. (2014). Chinese dog-meat dilemma: to eat or not to eat? 18/04/2015, en BBC News. URL:. http://www.bbc.com/news/blogs-china-blog-27952543

8 comentarios

  1. En ningún momento mencionas el maltrato, abuso, poca higiene. Mira, puedo respetar aunque no comparto que se coman carne de perro y gato, lo que nos horroriza a muchas personas es la crueldad y sufrimiento que tienen que sentir esos pobres animales. Ojalá todo cambie y se endurezcan las leyes. Ningún ser vivo merece tener una muerte así.

    • Efectivamente, coincido contigo, no es de recibo el trato que reciben. Lo que yo intento argumentar es que es igual de indigno la manera en la que se trata a los perros como la manera en la que se trata a cualquier otro tipo de animal en un matadero o en aquellas zonas de China. Todos sufren las mismas crueldades. Lo que me parece absurdo es que haya quien sólo se lleve las manos a la cabeza por los perros, y no por los otros animales. O todos, o ninguno, sería lo menos hipócrita y lo más razonable.

  2. El comer ciertos animales siempre tiene un origen cultural. En China siempre se ha considerado que es una carne que da mucha energía y ayuda a pasar el frío del invierno. Es una tradición antigua y basada en la filosofía y la medicina tradicional, a día de hoy es simplemente una cuestión generacional que desaparezca. El maltrato, eso sí, no está nunca justificado, sea el animal que sea.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies